Upcycling: Junk Journal "Mis recetas"

Esta pandemia me ha subido la fiebre creativa, pero ahora no en relación con la recuperación de muebles, sino que he descubierto la magia de la fabricación de Junk Journals.  ¿Y qué diablos es eso? os preguntaréis. 


Junk Journal "Mis Recetas"


Un Junk Journal o Diario Basura es un libro único (no hay dos iguales),  al ser realizado a mano, en el que hay páginas decoradas, páginas en blanco para escribir o poner fotografías,  bolsillos para guardar papeles, tarjetas, etiquetas y otras decoraciones fijas o extraíbles. 

Sobre y bolsillo

Dependiendo del uso que se le vaya a dar, estará más o menos decorado. En el ejemplo de la fotografía, que es un libro de recetas, tiene mucho espacio en blanco para escribir, dos bolsillos (para poner recetas o papel para la lista de la compra) y un sobre para guardar decoraciones que no se han colocado, dejando libertad de personalización al poseedor. 


Bolsillo con papel en blanco
 para listas de la compra


Otros usos que puede tener un junk journal son: 

  • álbum de fotos, en este caso se hablamos de Sprapbook (libro de recortes) 
  • cuaderno de entradas (para coleccionar entradas de cine, teatro), 
  • diario de viaje (dónde pegar tickets, entradas, fotos, mapas...), 
  • libro de citas (frases de personajes célebres o de las otras), 
  • diario personal
  • ocasiones especiales: libro del bebé, libro de boda, recuerdo de bodas de oro,...
  • cuaderno de recuerdos
  • y cualquier otro uso que implique escribir o pegar fotografías o añadir cualquier papel. 

Lazo como cierre

Es upcycling porque se realiza utilizando materiales usados o de desecho (junk significa basura, desechos) que acabarían en la basura sino realizamos con ellos algo de utilidad y bonito. Por lo que estos cuadernos nos ayudan además a reducir nuestros residuos y salvar el planeta gracias a la reutilización.  

    • papeles de todo tipo: periódicos, revistas, libros viejos, papel de embalar, papel de regalo, papel de seda, publicidad, fotografías, tarjetas, cartulinas, embalajes, recibos, sobres, facturas,... 
    • retales de distintas telas: vaqueros, lana, algodón, tapicería, arpillera, terciopelo,...
    • encajes: de sábanas, vestidos, ropa interior,... 
    • lazos, cuerdas, adornos de complementos,...
    • bisutería, 
    • quincallería variada: llaves, cerraduras, tiradores, engranajes...
    • flores: secas, de tela, de papel, de plástico,... 
    • y cualquier cosa que se te ocurra puede tener cabida en uno de ellos.

Cuchara de palo
decoración del lomo del libro

En los próximos post vamos a aprender a hacer un junk journal paso a paso, analizando los distintos componentes que se pueden incluir en uno y añadiré más ejemplos prácticos. 

¡No te quedes sin tu propio junk journal hecho por ti mismo! ¡Suscríbete!