viernes, 18 de noviembre de 2016

Upcycling: Baúl con encaje



Hace unos meses me regalaron un baúl viejo. Era un proyecto que "tenía ganas" de hacer, porque había visto multitud de fotografías en pinterest  de auténticas maravillas realizadas con baúles viejos. Y yo quería transformar uno.


Ha sido un trabajo laborioso y lento, pero muy sencillo de realizar, cualquier persona que tenga un baúl (o una maleta o una caja de madera) en casa puede transformarlo con su toque personal, siguiendo las siguientes pautas.

Materiales:

  • Baúl
  • Papel para decoupage (para el interior).
  • Telas (para el exterior).
  • Látex.
  • Pintura acrílica blanca, rosa y verde.
  • Pinceles y brochas.
  • Veladura blanca.
  • Pinturas metálicas para los herrajes.
  • Esmalte blanco para las maderas exteriores.
  • Cinta para las agarraderas exteriores y otra más fina para el interior.
  • Tachuelas.

Como papel para decoupage utilicé unas partituras viejas y unas flores; para el exterior utilicé un vestido viejo de encaje de dos capas del que solo sobraron unos trocitos de nada, que a una amiga la sirvieron para forrar una caja de madera.

Para trabajar cómodamente, desmontamos la tapa del baúl, quitamos la cerradura (que necesitaba ser reparada) y quitamos las agarraderas laterales de cuero, que estaban bastante estropeadas.







Fase 1: Decoupage
Lo primero que hay que hacer es quitar el forro interior si está muy estropeado. Si está en buen estado se puede dejar y poner el papel elegido encima.
En este caso estaba muy estropeado, así que lo quité. Las maderas del baúl eran bastantes desiguales y no era apropiado simplemente forrarlo con papel. Así que utilizando la técnica del decoupage, utilicé partituras viejas y unas flores para darle un toque más original.


Técnica de "decoupage"

Fase 2: Forrar el exterior.
Como quería utilizar un tejido de encaje que ya tenía, no podía aplicarlo directamente y arriesgarme a que se transparentara el tejido original, así pues lo primero que hice fue dar una capa de imprimación.
La imprimación se puede comprar ya preparada, pero yo la preparo en casa pues es muy fácil de realizar: mezclar pintura plástica de paredes blanca con látex a partes iguales y la mitad de agua.






Una vez seca la imprimación, con látex vamos pegando la tela cubriendo toda la superficie. Esto puede ser muy rápido si la tela la puedes cortar en rectángulos del tamaño adecuado, o muy lento si quieres aprovechar una tela de un vestido y hay que ir encajando el dibujo del bordado como hice yo.




Como podéis ver el color del encaje era horroroso, y no todo el encaje era del mismo color. Así pues, elegí un tono verde pastel para pintar las rosas del encaje. 





Para rematar el acabado apliqué veladura blanca a todo el encaje, frotando para que el blanco cubriera parte del color verde y se apreciaran las rosas mejor. La veladura es pintura al óleo mezclada con aceite de linaza, dependiendo de la cantidad de aceite se trabajará mejor o peor. En cada trabajo y según el gusto del artista de hace más o menos diluida. 




Fase 3: Acabados
  • Este baúl tiene unas maderas exteriores que pinté de blanco, con esmalte que tenía de otro proyecto anterior.
  • Los herrajes estaban muy estropeados y les pinté con pintura metalizada dorada envejecida, mezcla
  • Las agarraderas laterales las hicimos con las cinchas de una mochila vieja. las cintas interiores son un cinturón de tela de otro vestido viejo. 



Espero que estas pautas os hayan inspirado para hacer vuestro propio baúl. Si tenéis alguna duda sobre vuestro proyecto, podéis consultarnos cualquier cosa aquí en los comentarios o en nuestro correo electrónico.





Un saludo:




No hay comentarios:

Publicar un comentario