lunes, 20 de abril de 2015

Unos versos, un cuadro, un cuento

A veces la inspiración tiene muchas formas de manifestarse. 
A veces unos versos se te quedan en la memoria y pasan años hasta que se transforman en una idea.

"estuve a punto un día 
de marcharme a su montaña.
Me lo impidió el duende
no quiso que yo viajara."
Sílaba
Mª Jesús de las Moras Martín
1984

Pasa el tiempo y un fragmento de un texto inspira un dibujo.




"Luego abandonaron juntos la barraca, la feria, la ciudad. Bajo el cielo negro caminan, sumidos en la conversación, hacia el horizonte, haciéndose cada vez más pequeños. Van cogidos de la mano y no se sabe muy bien quién conduce a quién."
Michael Ende
El Espejo en el Espejo

Después, un cuadro.





Y ahora un magnífico microrrelato de un gran amigo:




Espero que os guste.


No hay comentarios:

Publicar un comentario