viernes, 24 de agosto de 2012

La gran fiesta de los monstruos (5ª parte)

Franky fue el primero de la pandilla monstruosa. Evidentemente, está inspirado en el Monstruo de Frankenstein de Mary Shelley, aunque nuestro Franky es todavía más dulce y tierno.

La noche avanzaba y la fiesta discurría animadamente. Charlaban en grupitos contando viejas anécdotas o poniéndose al día de los últimos acontecimientos.

Boceto de Franky

Debéis tener en cuenta lo difícil que puede resultar organizar una fiesta en el medio del desierto, y más aún para un grupo tan variopinto de gustos tan dispares. Mientras que las momias nunca acostumbran a tomar nada, para los vampiros no hay fiesta que merezca llamarse así sin una copa de AB+. Y mientras que un hombre lobo solo come carne poco hecha (más bien cruda), las brujas tienden a ser vegetarianas, sintiendo predilección por las ensaladas de raras hierbas. Debido a esto, cuando se reúnen, cada cual acostumbra a llevar su propio avituallamiento, sería muy complicado para el anfitrión conseguir las viandas concretas para cada cual, y mas en el medio del desierto (vamos, que no se han reunido en Nueva York donde hay una delicatessen a la vuelta de la esquina). 

Y hablando de comida, en ese momento apareció uno de los paladares más fáciles de complacer, con un inmenso ramo de margaritas... mustias.

Detalle de la "Pandilla Monstruosa"

Haciendo verdaderos contorsionismos, dado su tamaño, consiguió aparecer por el angosto corredor de entrada de la mastaba y sin pensarlo dos veces, ofreció su ramo a la primera persona que se encontró en su camino, Zoe, la chica zombie, con un simple "Booniitaaa", a modo de saludo.

Aunque parezca increíble, Zoe se quedó con la mandíbula colgando, sin decir nada. 

"Franky, viejo amigo, ¿a cuantas tumbas has quedado sin flores?" dijo el ladrón de tumbas más alto.

"Eh! tío, has cogido peso, si sigues así se te van saltar las costuras, JA, JA, JA" se rió de su propio chiste el ladrón más bajo.

"Franky"

"Hoolaa aamiigoos" dijo Franky abrazando a ambos ladrones a la vez.

"Flores muertas para la chica muerta, este tío me mata auuuuuuuuuuuuu", dijo el hombre lobo.

"Yoo noo maatooo" contestó Franky.

"Pues deberías, porque este lobato se lo lleva buscando toda la noche" replicó Zoe que se había recuperado del shock.

"Y que hace un hombretón como tú en un sitio como este?" le preguntó Zoe.

"Yoo fiieestaaa"

"Ya se te ve , brother, lo animado que estás auuuuuuuuuu."

"Peerriitoo buueenooo, haacees reeiir a Fraankyy."

En ese momento se produjo un silencio sepulcral (lo cual no es nada raro en estas fiestas) y el ambiente se volvió denso como gelatina, mientras que al hombre lobo se le inyectaban los ojos de sangre y en sus mandíbulas apretadas se entreveían los colmillos.

"¡Ya es suficiente!" dijo Meg Meiga mientras sacudía con su escoba al hombre lobo. "Tengamos la fiesta en paz".

"Franky cariño no le debes llamar perrito, es un hombre lobo. Y tu lobato, no deberías reírte de los que te doblan en tamaño, podría ser perjudicial  para tu salud, tienes suerte de que Franky sea incapaz de hacer daño a nadie." 

"¿Fraankyy maaloo?"

"No querido, tu nunca eres malo" le consoló Meg, pero deja que te presente a los demás".

Y cogiéndole de la mano, Meg se llevó a Franky.

Franky Sack Pack

Confiemos en que la noche sea plácida y la fiesta transcurra sin incidentes, aunque corra la sangre para deleite de Otto, eso sí embotellada. De momento aquí les dejamos.

Franky tiene su sección en Scary Fun en Garabatos y Garatusas.




No hay comentarios:

Publicar un comentario