viernes, 17 de agosto de 2012

La gran fiesta de los monstruos (4ª parte)

Nuestros ladrones de tumbas son un tanto peculiares: se dedican a robar las lápidas para hacer unas preciosas mesas de jardín. Inspirados libremente en dos asesinos del siglo XIX llamados Burke y Hare, que  debido a la dificultad de conseguir cadáveres para la facultad de medicina, empezaron a asesinar a gente, para poder así venderlos.


Todos se volvieron y vieron a dos siniestras figuras que se acercaban despacio tirando de un pesado carro. 

"¿Quienes son esos dos espantajos auuuuuuuuuuuuu?" preguntó el hombre lobo.

"Son dos viejos amigos que se dedican al trapicheo. Deben haberse enterado de esta fiesta y vendrán a ver si nos colocan algo" contestó Zoe, la chica zombie.

"¿Y con que trapichean? ¿Con O negativo o con plantas exóticas?" preguntó el hombre lobo mirando de reojo a Otto  Vampyr y a Meg Meiga.

Los ladrones de tumbas

"¡Qué más quisiéramos nosotros!" respondió Meg, "pero me temo lo que en realidad traen en ese traen en ese carro, son viejas lápidas robadas de un cementerio. Quedan muy bien como mobiliario para un jardín gótico."

"¿Qué hay de nuevo chicos?" saludó Zoe.

"Solo el carro, ya lo sabes Zoe. Pero traemos el mejor género de lápidas seminuevas, solo usadas una vez." Contestó el más alto de los ladrones.

"No pierdas el tiempo conmigo, bien sabéis vosotros que no soporto la visión de las lápidas; vamos que si no es por vosotros todavía estaría mirando una, pero desde el lugar equivocado. Quizás en la fiesta encontréis a alguien que no tenga decorado su jardín" dijo Zoe.

"Quizá Otto quiera redecorar su jardín", sugirió Meg.

"Si, no me vendrían mal mi querida Fräulein  pero después de la experiencia con el ataúd en el aeropuerto, no me imagino como llevarme las lápidas."

Boceto original de los ladrones

"No ilustrísimo señor, se trata de mercancía sumamente delicada; jamás se nos ocurriría dejarla en las toscas manos de cualquier estibador de puerto, aeropuerto o sotopuerto del mundo. Nosotros mismos nos encargamos de la entrega; si a vuesa merced no le corre mucha prisa", explicó el ladrón bajo.

"Tengo todo el tiempo del mundo Herr ..."

"Vale ya de cháchara, ya ultimaréis el negocio más tarde, todo el mundo a la fiesta, o se nos hará de día antes de comenzar. Ya irán llegando el resto, pero la fiesta ya ha comenzado" interrumpió Zoe.

Y todos entraron en la mastaba, sin ver que por el camino llegaban todavía más invitados.

Grave Robbers Greeting Card

Vaya tropa monstruosa se está reuniendo ¿que tramarán? Mientras se reúnen y comienzan la fiesta, podéis encontrar a los ladrones de tumbas  (Grave Robbers) dentro de Scary Fun en nuestra tienda.



No hay comentarios:

Publicar un comentario