sábado, 19 de mayo de 2012

Pinnón, el escorpión rojo.

Pinnón, el escorpión rojo,  que se ha unido hace poco a la gran familia de amigos, no tiene una larga historia con nosotros, como otros personajes. Pinnón es un abuelete que luchó en la guerra Franco- Prusiana y le encanta contar batallitas, como a todos los abueletes. 

Pinnon The Red Scorpio Dark Apron

"¡Mal día eh!" dijo G. Rafael a Aspid. "Pues imagínate el mío..."

"Pssssss, por mucho que levantes del suelo, no llegas más lejos que yo y si no me veo metido en líos es porque no me dejo enredar, como decía mi padre "no se os lían, s'os liáis". Pssssss, a sí que no me vengas con tus cuitas que a mí las mías me resbalan. Y no me tires de la lengua" contestó Aspid.  

"Y sin ánimo alevósico de tirar de una lengua viperina ¿que puede vuesa merced de aportar con el fin de solucionar aqueste entuerto en que me veo en aquesta mala hora?" intentó quedarse G. Rafael con Aspid.

Boceto de Pinnón
"Pssssss, no me toques el cascabel que para sonatas voy sobrada" dijo Aspid mientras miraba de mala manera las patas a G. Rafael.

"Pssssss, conozco a alguien que conoce a alguien que quizá pueda ayudarte con tu problema."

"¿ Y eso a dónde me llevará?" se preguntó en voz alta G. Rafael, pensando que esto empezaba a parecer un viaje infinito.

"Pssssss, no muy lejos, solo al desierto, ahí al lado (o quizás al infierno nunca se sabe). Pero eso es lo de menos, el tiempo no sobra y nunca se sabe quien puede estar escuchando, por lo tanto no me hagas repetir. Se llama Pinnón y si no quieres pasarte el resto de tu vida escuchándole, no le des coba, le encanta contar batallitas. Preguntas concretas, respuestas escuetas, aunque no te aseguro que con Pinnón eso funcione. "

¿"Y tengo que preguntar en el medio del desierto por Pinnón o tienes alguna seña más?"

"Psssssss, ¿quieres que se entere todo el mundo? En cuanto pongas un pie en el desierto, con lo escandaloso que eres, él te oirá antes que tu a él, solo tienes que decirle que vas de mi parte, no sea que te vaya a picar (es un escorpión rojo). Pero recuerda, haz tu pregunta antes que empiece a hablar, sino estarás perdido....perdido para siempre... en el desierto."

"Vale, pues gracias, ya me voy, no te dejes enredar"   murmuró G. Rafael.

"Pssssssss, escarmentaré en cabeza ajena, PssssssJaJa, PsssssssJaJa, PsssssssJaJa."


¿Que hará G. Rafael? ¿Continuar río abajo buscando a Ali Gator o buscar a Pinnón en el desierto?  Ya lo descubriremos en el próximo post.







No hay comentarios:

Publicar un comentario